Saltar al contenido

¡NOS MUDAMOS! www.vienayyo.com

06/08/2011

Debido al exito de este blog, he decidido dar el siguiente paso y crear una web. Es la misma página que esta, pero con una apariencia un poco distinta y con más posibilidades. A partir de hoy, las siguientes entradas las publicaré aquí: www.vienayyo.com

¡Muchas gracias a todos por seguir el blog!

Los carruajes

06/08/2011
Carruaje Viena

En carruaje por Viena

Una forma de dar un paseo muy especial por Viena es el hacerlo en carruaje. Es algo muy típico de la ciudad y hay muchos coches de caballos, sobretodo por el centro. En alemán se llaman “Fiaker”, una palabra que viene del fancés y denominaba la calle donde aparcaban estos “taxis” equinos, la calle de Saint Fiacre y estos existen en la capital austríaca desde 1720.

Si tomáis un carruaje, el conductor (que siempre llevará un sombrero, es parte de su uniforme) os explicará curiosidades de la historia de la ciudad. Y, si os toca uno simpático, quizá os cante y todo!

Carruaje

Un carruaje cerca de la ópera

Paradas de carruajes
Hay estaciones de coches de caballos en:

Stephansplatz
Heldenplatz
Albertinaplatz
Petersplatz
Burgtheater

Lista de precios
Trayecto corto (20 minutos por el centro de la ciudad): 40€
Trayecto largo (40 minutos por el centro y todo el Ring): 65€

Hay un par de compañías de carruajes. Aquí os dejo sus webs, por si queréis informaros un poco más o alquilar un carruaje con tiempo:

Johann Trampusch

Fiaker Company

La iglesia ortodoxa griega

05/08/2011
Iglesia de la Santa Trinidad

Iglesia de la Santa Trinidad

La iglesia ortodoxa griega de la Santa Trinidad (o su imposible nombre en alemán: Griechenkirche Zur Heiligen Dreifaltigkeit), es una iglesia del siglo XVIII situada en la calle Fleischmarkt número 13, en el centro de la ciudad.

Construida por Theophil Hansen, un arquitecto danés afincado en Viena que había estudiado en Atenas, la iglesia ortodoxa griega es especial por ser la primera iglesia de Viena de estilo bizantino y uno de los primeros templos no católicos construidos en la capital austríaca. En un principio, como dictaba el Edicto de Tolerancia, la iglesia fue una construcción muy austera (ya que los templos no católicos tenían que ser sencillos), pero en 1833 fue reformada y decorada con motivos bizantinos (con ladrillos de colores, volutas de colores y frescos en el interior) gracias al dinero donado por el banquero griego Georg Simon Sina.

Actualmente, a parte de ser una iglesia, también es una biblioteca y una escuela griegas.

Cómo llegar

Novelas que transcurren en Viena

04/08/2011

Si sóis más de leer que de ver películas, la historia de la literatura tiene muchísimas novelas ambientadas en la capital austríaca, algunas de ellas grandes clásicos de la literatura mundial. Si queréis sumergiros en la ciudad del schnitzel y la música clásica, no dejéis de leer algunas de estas novelas que os dejo a continuación:

EL DÍA QUE NIETZSCHE LLORÓ, Irvin D. Yalom

Este libro de 1992 explica la historia (de ficción) de Sigmund Freud, Josef Breurer (médico) y Friedrich Nietzsche. La novela se sitúa en la Viena de los burgueses, en 1882, y empieza cuando Lou Salomé, una joven vienesa, acude a la consulta del doctor Josef Breuer para pedirle ayuda. Quiere que impida que Friedrich Nietzsche, un desconocido filósofo, se quite la vida. Breuer hace lo que puede usando sus conocimientos médicos, pero pronto tendrá que pedir ayuda a su joven amigo Sigmund Freud. Estudiando e intentando ayudar a Nietzsche, Freud y Breuer empiezan a fundar las que más tarde serán las bases del psicoanálisis como lo conocemos hoy en día.

DOBLE PAREJA, John Irving

Cómo muchos de los libros de John Irving, Doble Pareja es un libro ambientado en Viena con un argumento muy curioso. Trata de un escritor que le propone a su esposa hacer un intercambio de parejas con un profesor de lucha libre. Un menage a quatre, vamos.

JUVENTUD EN VIENA (UNA AUTOBIOGRAFÍA), Arthur Schnitzler

Arthur Schnitzler, uno de los escritores vieneses más famosos que ha dado la capital austríaca, escribe el período de su vida que fue de 1915 a 1920, etapa en la que decidió dejar su puesto de médico en la Policlínica de Viena y decidió hacerse escritor. Mientras nos cuenta sus vivencias, explica cómo era la vida de la burguesía de Viena de la época.

RELATO SOÑADO, Arthur Schnitzler

En Relato soñado, de 1925, Schnitzler cuenta como va destruyéndose poco a poco una relación de pareja. Esta es una novela muy corta sobre un joven médico vienés.

LA MÁQUINA DE AJEDREZ, Robert Löhr

La máquina de ajedrez está ambientada en la corte vienesa del siglo XVIII, donde Löhr, el autor, mezcla realidad y ficción para contar una historia de intriga en la que Von Kempelen, el protagonista, crea un robot capaz de jugar al ajedrez.

CARTA A UNA DESCONOCIDA, Stephan Zweig

Basándose en esta novela, el director de cine Max Ophulus rodó la obra maestra del mismo nombre en 1948. Carta a una desconocida es una novela muy sencilla, narrada en primera persona por una mujer que acaba de perder a su hijo en la Viena de 1900.

UNA LETRA FEMENINA EN AZUL PÁLIDO, Franz Werfel

Situada en Viena en 1936, Una letra femenina en azul pálido habla de la cobardía de un hombre casado que sigue enamorado de un antiguo amor del pasado, que un día le manda una carta hablándole de un supuesto hijo en común.

LA PLAZA DE LOS HÉROES, Thomas Bernhard

Thomas Bernhard, el autor de La plaza de los héroes, necesita un post para él solo. En mi opinión, es el mayor y más célebre escritor vienés, autor de innumerables obras críticas contra la sociedad austríaca y la sociedad capitalista y/o conservadora en general. La plaza de los héroes es una de sus obras más famosas, una obra de teatro que habla de la família Schuster, una família obrera judía que se da cuenta de que Austria sigue igual de conservadora y nazi que 50 años atrás, cuando Hitler la anexionó con Alemania.

EL HOMBRE DE VIENA, Daniel Silva

Daniel Silva nos cuenta en El hombre de Viena, la historia del oficial nazi Radek, el cual hoy en día vive en Viena y es el propietario de un banco. Este libro es una crítica fuertísima al nazismo.

HISTORIA DE UNA PROSTITUTA VIENESA, Josefine Mutzenbacher

Este libro controvertido y de título tan potente, son las memorias de Wilhelmine Shroeder-Devrient, la cantante de ópera, mujer refinada y rica que aprendió sus buenos modales ejerciendo la profesión más antigua del mundo. Este libro es interesante, sobretodo, por conocer las artes amatorias de la sociedad vienesa del siglo XIX.

SANGRE EN VIENA, Frank Tallis

Un asesino en serie está llevando a cabo sus planes en la ciudad de Viena, matando a sus víctimas sádica y aleatoriamente. La policía, junto con un discípulo de Freud, intentarán dar caza a este psicópata en esta novela de intriga y misterio.

Carteles de la Secession

03/08/2011

La Secesión fue el movimiento austríaco del Art Nouveau, del Jugendstil, del Modernismo. Dio a grandes artistas como Gustav Klimt, Koloman Moser, Joseph Maria Olbrich… que marcaron el período de finales del 1800 y principios de 1900, embelleciendo a la ciudad de Viena con su estilo de lineas curvas, vuelta al arte clasico y con la naturaleza como musa.

En este post quiero hacer una compilación de una de las cosas que más me gustan del modernismo: sus posters.
Los anuncios, posters y carteles modernistas son considerados como obras menores dentro de la historia del arte, pero a mí me parecen pequeñas obras de arte. Sobre todo, los carteles creados por los componentes de la Secession vienesa.

Aquí os dejo algunos, ordenados por autores:

Carteles de Alfred Roller:

Alfred Roller (1864-1935) fue un pintor, arquitecto y artista visual austríaco, miembro destacado de la Secession de Viena.

alfred roller 1903

Cartel para la Secession. Alfred Roller (1903)

Alfred Roller 1902 XIV exposicion

Cartel para la exposición XIV de la Secession. Alfred Roller (1902)

Alfred Roller 1903 exposicion sezession

Cartel para la Secession. Alfred Roller (1903)

Alfred Roller portada Ver Sacrum 1898

Portada de Ver Sacrum. Alfred Roller (1898)

Alfred Roller Exlibris Fritz Oberndorfer 1899

Portada de Ver Sacrum. Alfred Roller (1899)

Carteles de Koloman Moser:

Koloman Moser (1868-1918) fue uno de los más grandes artistas de la Secession vienesa, así como uno de los más grandes e influyentes artistas gráficos del siglo XX.

Koloman Moser 13 exposicion secession (1902)

13 exposición Secession. Koloman Moser (1902)

Koloman Moser exposicion secession 1899

Exposición Secession. Koloman Moser (1899)

Koloman Moser Portada Ver Sacrum 1897

Portada Ver Sacrum. Koloman Moser (1897)

Koloman Moser poster 1900

Poster. Koloman Moser (1900)

koloman Moser Portada Ver Sacrum 1901

Portada Ver Sacrum. Koloman Moser (1901)

Carteles de Gustav Klimt:

Gustav Klimt (1862-1918), el representante más famoso de la Secession y del movimiento modernista mundial, también hizo un par de carteles.

Gustav Klimt Poster de la 1era exposición de la Secession (1898)

Poster de la 1era exposición de la Secession. Gustav Klimt. (1898)

Gustav Klimt. Poster de la XIII exposición de la Secession

Poster de la XIII exposición de la Secession. Gustav Klimt

Gustav Klimt. Emblema para Ver Sacrum(1898)

Emblema para Ver Sacrum. Gustav Klimt (1898)

Gustav Klimt. Emblema Ver Sacrum (1898)

Emblema Ver Sacrum. Gustav Klimt (1898)

Y estos son otros carteles que me gustan de otros artistas que formaban parte de la Secession:

Poster 2da exposición de la Secession. Joseph Maria Olbrich (1898)

Poster 2da exposición de la Secession. Joseph Maria Olbrich (1898)

Poster para la Kunstschau. Oskar Kokoschka (1908)

Poster para la Kunstschau. Oskar Kokoschka (1908)

Poster para la Kunstschau. Oskar Kokoschka (1908)

Poster para la Kunstschau. Oskar Kokoschka (1908)

Poster de la 49 exposición de la Secession. Egon Schiele (1918)

Poster de la 49 exposición de la Secession. Egon Schiele (1918)

Poster para la Kunstschau. Berthold Loeffler (1908)

Poster para la Kunstschau. Berthold Loeffler (1908)

Matthias Sindelar

02/08/2011
Matthias Sindelar

Matthias Sindelar

Matthias Sindelar (1903-1939) fue un jugador de fútbol austríaco de la época de la Segunda Guerra Mundial. De hecho, es considerado como el mejor jugador austríaco de fútbol de la historia, pero no sólo es recordado por eso. Matthias Sindelar fue también un héroe.

El conocido como Mozart del fútbol y el hombre que décadas más tarde sería votado como el deportista austriaco del siglo nació en el seno de una família judía obrera que se trasladó a Viena en 1906, donde comenzó a jugar fútbol en las calles.

A los 16 años Sindelar fichó por el Austria Viena, uno de los dos grandes equipos de la ciudad, ganando con ellos tres Copas de Austria en las tres primeras temporadas de Matthias en el club como delantero centro. Este se convirtió en un jugador clave en la selección austríaca, destacando por sus numerosos goles, su control del balón y su habilidad extrema para driblear. Pero Sindelar no fue sólo un genio del fútbol.

El héroe futbolista

Sin duda, lo más grande que Matthias iba a hacer en su vida estaba a punto de llegar.
Tras la anexión de Austria a la Alemania nazi en 1938, Sindelar fue convocado al “partido final” de la selección austriaca de fútbol contra Alemania. Este partido, disputado el 3 de abril de 1938 en el Estadio del Prater de Viena, fue considerado por los nazis como un juego de “bienvenida” de los futbolistas austriacos a su integración en el equipo del Tercer Reich y, pese a que se esperaba que los austriacos permitieran que Alemania ganara el partido, Austria venció por 2-0 con goles de Karl Sesta y Sindelar. El que iba a convertirse en un héroe para todos los vieneses y austríacos en general festejó el gol llamativaente, bailando burlón fente a la tribuna donde estaban sentados los dignatarios nazis. Fue un gesto de rechazo y desprecio al régimen nazi que le costaría la vida al futbolista, pero que le ennobleció como persona y le hizo pasar a la historia.
Tras este juego, Sindelar se negó a abandonar su país y a incoporarse a la selección de fútbol de la Alemania nazi. Entonces, el presidente del Austria Viena fue expulsado de su cargo por ser judío. Poco después, otro amigo de Sindelar, también judío, fue obligado por las autoridades nazis a vender su restaurante y Sindelar compró el negocio pagando el precio del mercado.
Todo esto fue demasiado para los dirigentes nazis, y Sindelar fue encontrado muerto junto a su novia en su piso de Viena el 23 de enero de 1939, envenenado por gas.
Hay dos versiones sobre su muerte y realmente nuca se llegó a esclarecer la verdad de esta: unos atribuyen la muerte a militantes nazis, que sabotearon el conducto de gas para matar a Sindelar. Otros aseguran que Sindelar y su pareja prefirieron el suicidio antes que ceder a las presiones del régimen nazi. Sea como fuere, Sindelar se convirtió en un héroe popular, el mayor y más valiente futbolista de la historia de Austria.

Matthias Sindelar

Matthias Sindelar en un partido

A su funeral acudieron cerca de 15,000 personas, que ese día tomaron las calles de Viena en recuerdo de su héroe.

El cementerio de los sin nombre

01/08/2011
Cementerio de los sin nombre

Entrada al cementerio de los sin nombre

El cementerio de los sin nombre, o Friedhof der Namenlosen, en alemán, es un pequeño camposanto situado en el distrito 11, a las orillas del Danubio, cuyo encanto reside en que los cuerpos enterrados en este pequeño terreno son personas que fallecieron ahogadas en el Danubio y de las cuales nunca se llegó a identificar los cuerpos. De ahí su nombre: el cementerio de los sin nombre.

Estrictamente hablando, hubo 2 cementerios. El primero que se construyó (en 1840) se inundó debido a una crecida del Danubio y los árboles lo cubrieron entero con el paso de los años. Así pues, en 1900 construyeron el segundo cementerio, el cual se conserva hasta hoy en día.
El Friedhof der Namenlosen es un lugar de paz y tranquilidad, dónde cada primer domingo después de Todos los Santos se ofrece un servicio en memoria de los ahogados y se construye una balsa con flores y coronas para entegar al Danubio, como recordatorio de los cuerpos que se encontraron a la deriva.

Quizá os suena de la película Antes del amanecer, ya que sus protagonistas pasean por él en una de las escenas del film y la chica le explica al chico la historia del cementerio.

Tiene una página web: Friedhof-der-Namenlosen.at

No es muy fácil llegar, pero el autobús 76A os acercará bastante. Bajad en la estación Alberner Hafen.

Cómo llegar

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 111 seguidores